martes, 16 de noviembre de 2010

Hola, amor

Pareces màs herido que hiriente,
te beso con los ojos abiertos,
me ciego
y te dejo entrar:
pupilas dilatadas que no se percatan
de las cicatrices,
juegan con fuego y renacen;
ruedo borracha por las escaleras,
me vendo,
advirtiendo que soy de segunda mano:
còmprame rota
que pierdo los remiendos
cuando digo tu nombre;
pierdo el aliento;
aterras al humanizarte
y quedo escondida
dentro de una cueva de carne
pero con unos ojos para pintarme
y unos labios para que los beses.
Pareces màs herido que hiriente
y tratas,
cautelosamente,
de acoplarte
a sitios distintos de mi anatomìa
para que no duela
cuando sin querer tropieces.

2 comentarios:

designio aluna dijo...

Me atraen tus visiones, te felicito.

Uroboro dijo...

Buena manera de describir, el amor, tanto en una persona que una vez fue y como se lo presentas a una nueva persona...muy bueno en serio...nos leemos luego.