lunes, 23 de agosto de 2010

Luto Blanco

Lloré como una niña
y me mecí en tu existencia de siete días,
yo sólo quiero ver tus ojos
y acurrucarme en tu corazón de algodón
-la misma textura de la que estabas hecho-
y esos ojos rojos con forma de luna,
tu nariz en forma de corazón,
tus bigotes hechos de nylon
y tus orejas que apuntaban al sol;
hasta extraño tus patas feas,
tu gula insaciable y también tu terquedad.
Como un mago eras, mi conejo albino:
ibas y venías de ningún lugar;
van tan sólo unas horas
y se me ha olvidado dos veces que no estás:
una imaginé que morías en mi ausencia
y otra te busqué de dónde solías escapar,
pero te desvaneciste en mi presencia
hoy tus orejas apuntaron a la luna
esa que hoy para mí no está
de un salto saliste de tu cuerpo
y en ella fuiste a reposar.
Hay lágrimas, mi conejo albino
que por ti llevan luto blanco
y hay tristeza que desea ser transparente
para traerte conmigo para siempre....

2007
El cielo de los conejos està en la luna, eso dicen...o eso creo....

5 comentarios:

Uroboro dijo...

Wow....es muy bueno la ofrma de expresarte de tu mascota; que más que una mascota es un miembro de la familia, yo también tuve experiencias como ésa con mi perita tal vez los postee luego...nos leemos luego

Natalia Katrina dijo...

Gracias, sì, mi conejito era lo màximo, todo un personaje...weno, ambos. Los extraño a los dos <3

Natalia Katrina dijo...

Gracias por leer, olvidè decir

Dark Lynx dijo...

perder tantas cosas... es morir con ellas.... por lo menos.... puedes develar tu alma con palabras....

Raúl Eduardo dijo...

el hecho del morir no es una perdida aunque suene trillado y digamos un cliché, mas el perder algo nos hace aferrarnos mas a ese objeto, ser y por que no? sentimiento, la perdida es algo abstracta solo se pierde cuando deja de estar allí... mas tu no has perdido en este caso a tus conejos ya que en el fondo o muy a flor de piel ellos siguen latentes...