jueves, 1 de septiembre de 2011

Afuera

No conozco a nadie real.
Todos son cuerpos
completamente desligados de sus nombres.
Una serie de formas,
con gestos particulares y efímeros
que quedan redactados en mi cerebro
para convertirse en anécdotas anónimas.
Todos son un conglomerado de acciones
que se confunden entre ellos,
rostros que al instante se llenan de humo.

6 comentarios:

Cautivo dijo...

No conozco a nadie real...
Me agrada este post... :)

Ricardo Ibarra dijo...

escribes hermoso... pasate por mi blog.. espero q estes bien dios te cuide :)

Ouroboro dijo...

Las personas pasan pero siempre dejan algo aunque sea mínimo, aunque sus rostros se llenen del humo del olvido...escribes del carajo! nos leemos luego.

Dark Lynx dijo...

poetisa maravillosa aún vives???

Dark Lynx dijo...

venia a desvelarme para ver tus letras y te has ido.... quizas has muerto...

Dark Lynx dijo...

venia a desvelarme para ver tus letras y te has ido.... quizas has muerto...