miércoles, 22 de abril de 2009

Un perro persiguiéndose la cola

Todo lo hemos convertido en ciclos,
en vueltas
y en encuentros.
Hablábamos de cosas perdidas
o de cosas por encontrar,
pero nadie mencionó lo que estuvo;
se nos olvidó la diferencia
entre románticos y romanticistas;
entre desesperados, desesperanzados
y sin esperanzas
¡Hasta hemos remendado
las cosas sin remedio!
Pero eso sí,
todos tenemos quejas
y conejos con los que soñamos.
y buscamos y buscamos
lo que va desapareciendo,
lo que se nos olvidó que queríamos,
lo que no necesitamos...

5 comentarios:

Dan! dijo...

Já! Olvida el éxito por un segundo y deja deleitar al mundo con tu poesía. Ya te lo he dicho, diría que acosas a Neruda, que lo atormentas en el Cementerio General.

L'Angelček dijo...

A vaces nos encontramos dando vueltas en círculos sin siquiera darnos cuenta de que el camino se extiende solo un poco más allá, como dijeras tu misma : Perros buscandose la cola.
Me encanto <3

♠As♠ dijo...

típico sentimiento humano,
creo que muy pocos salen de la rutina
y se olvidan de la esencia de descubrir lo que en realidad el mundo es, seas poeta seas filosofo, siempre se debe ser sensato y tener muy amplia vision.!
me gustó!
http://macob39.wordpress.com/

Dark Lynx dijo...

sigo dando vueltas en círculos dentro de mi no escribir... buscando inspiración.... buen escrito!

Natalia Katrina dijo...

gracias por los comentarios muchachos
un beso